Asakusa: el ambiente más tradicional de Tokio

by

Asakusa es el barrio de Tokio que discurre paralelo al río Sumida. Es en el que más se respira el ambiente tradicional de la antigua “Edo”, un barrio populoso, muy frecuentado, porque en él coinciden el Templo de Sensoji, el más antiguo y visitado de Japón, con un espectacular entramado de templos y pagodas a su alrededor, que forman un impresionante complejo religioso visitado por millones de turistas cada año y la calle que desemboca en él, Nakamise Dori, una calle comercial donde abundan lugares de entretenimiento y espacios para shopping.

E Templo de Sensoji o Asakusa Kannon es un templo muy popular y colorista. Cuenta la leyenda que en el año 628, dos hermanos pescaron una estatua de Kannon, la diosa de la misericordia, en las aguas del río Sumida y, a pesar de que puso la estatua de nuevo en el río, siempre volvía a ellos en le mismo lugar, en el que por eso se construyó este templo, terminado de el año 645.

Desde la espectacular puerta exterior del templo, la Puerta de Kaminarimon, con su enorme linterna roja y las esculturas de madera de los dioses del trueno y del viento hasta la segunda puerta, la Puerta de Hozomo, hay un recorrido de 200 metros que es el que ocupa la Nakamise Dori, con una historia de varios siglos a su espalda. En ella podemos encontrar multitud de puestos donde adquirir souvenirs típicos, como abanicos, kimonos, etc… y degustar los productos y especialidades gastronómicas de la región, como aperitivos tradicionales.

Cuando pasamos la Puerta de Hozomon entramos en el templo, muchos de cuyos edificios han tenido que ser reconstruidos por las guerras, como el Santuario de Asakusa, que es una construcción de 1649 y que está junto al edificio principal del templo.

La zona del Templo de Sensoji es una de las que celebran varias fiestas tradicionales a lo largo del año, las principales el Matsuri Sanja, el festival anual del Santuario de Asakusa, que se celebra en mayo, el el Asakusa Samba Carnaval, un carnaval al aire libre que se celebra en agosto y el Hagoita-Ichi (Mercado Hagoita) en el que se venden objetos tradicionales, como las paletas de madera decorada que se usan para le tradicional juego del Hanetsuki.

Otras de las visitas que debemos hacer en este barrio son al Parque de atracciones Hanayashiki, un pequeño parque de atracciones en el que podremos montar en montañas rusas más antiguas de Japón; al Museo de Artesanía Tradicional Edo Shitamachi dedicado a la artesanía típica y con presentaciones artesanales en vivo los fines de semana y al Parque Sumida, un precioso parque a orillas del río, espectacular en primavera porque está cuajado de cerezos.

Marga G.-Chas Ocaña

Articulos Relacionados:

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *