Festival de noviembre Sichi-Go-San

by

sichi-go-san-japon

En el mes de noviembre se celebran numerosos eventos culturales y religiosos en Japón, destacando los relacionados al otoño, a la caída de las hojas o al enrojecimiento de las mismas en árboles perennes, un espectáculo que reúne a numerosos visitantes a templos y jardines más importantes. También cada 15 de noviembre se celebra el Sichi-Go-San, un festival donde los protagonistas son los más pequeños de la casa.

sichi-go-san-noviembre-japon

Sichi-Go-San significa en japonés literalmente “siete-cinco-tres” y en el festival participan las niñas de 3 y 7 años de edad, y los niños de 3 y 5 exclusivamente. Los niños son vestidos con las indumentarias tradicionales y visitan los templos sintoístas y budistas indistintamente acompañados por sus progenitores. Padres e hijos asisten con las mejores galas y se sigue un rito de acción de gracias y oraciones principalmente de buena salud para los niños, que suele acompañarse a su término con un banquete.

festival-sichi-go-san

Para los niños y niñas de tres años, esta ceremonia “permite” tradicionalmente dejar crecer más su cabello, sin necesidad de mantenerlo siempre muy corto. Esta ceremonia se denomina Kamioki. Los niños de 5 años visten por primera vez un hacama, el pantalón típico japonés, tras cumplir el rito del Hakamagi. Las niñas de siete años podrán sustituir su cinturón (obi), que hasta esa edad es estrecho, por uno nuevo más ancho en su kimono de gala infantil. Esta ceremonia se llama Obitoki.

chitoseame

El Sichi-Go-San tiene algunas diferencias regionales. Se posee la certeza de que su origen proviene de finales del siglo XVII, el concepto actual de sus ceremonias, dispuesto por el Shogun Tokugawa Tsunayoshi. Algunas regiones han mantenido detalles todavía más antiguos, siempre dirigidos a los cambios de la infancia hacia la juventud, cuestión muy importante para la sociedad japonesa. En algunas ciudades más cosmopolitas, como Tokio, se han añadido detalles más “innovadores” y se pueden ver residentes extranjeros participando, algo impensable hace pocas décadas en el país del Sol Naciente. Por último, comentaros que los niños son regalados con caramelos, especialmente por uno que llaman Chitoseame, de color blanco y rojo, asegura el buen crecimiento y la longevidad de quien lo toma.

sichi-go-san

Toni Ferrando.

Articulos Relacionados:

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *