Kamakura, ciudad feudal y playera

by

Kamakura es una ciudad que conserva una importante herencia cultural e histórica de su pasado feudal, presente en sus templos y santuarios, cinco de los cuales son importantes destinos turísticos y espirituales, por su antigüedad (son de los siglos XII y XIII) y significado. También cuenta con abundancia de monumentos históricos de la época en que fue capital política.

Es una pequeña ciudad costera, a tan sólo una hora en tren desde Tokio y además de por su riqueza cultural, Kamakura es meca del turismo de verano por sus playas que , bañadas por las aguas del Pacífico, cuentan con arenas finas y blancas y atraen a multitud de visitantes de Tokio y Yokohama.

Entre los templos que debemos visitar están el Templo Kenchoji, que es el más antiguo y el Santuario Tsurugaoka Hachimangu, sintoista,  que se ha convertido en un símbolo de la histórica ciudad y cuenta con más de 9 millones de visitantes al año, fue edificado por el clan Minamoto, los primeros Shogun de Japón que establecieron la capitalidad en Kamakura.

El Templo Hase Dera , que cuenta con la estatua de madera más grande de Japón, el Juichimen Kannon (diosa budista de la misericordia), un bodhisattva Kannon con 11 caras; también es famoso por sus estatuas de Jizo, guardian de las almas de los niños fallecidos, reverenciado por las madres que han sufrido la pérdida de algún hijo.

El espectacular Templo Engakuji es el segundo en importancia entre los templos zen de Kamakura, su campana está declarada Tesoro Nacional y el Tamplo Zeniarai, se encuentra en una preciosa cueva donde es tradición lavar el dinero con la esperanza de que este se multiplique. Pero para ver el de mayor esplendor, tendremos que tesladarnos hasta la pequeña isla Enoshima, en la bahía Sagami, donde encontraremos el Templo Hasedara, rodeado por un magnífico jardín japonés.

Visita obligada es la del Gran Buda o “Daibutsu” una estatua gigante que supera los 11 metros de altura, realizada con placas de bronce sobre una estructura hueca que permite el paso a su interior y que fue terminada en 1252 para competir con el Buda de Nara.

Pero si queremos conocer la historia y la herencia artística de Kamakura, deberemos visitar su  Museo de los Tesoros Nacionales, con importantes piezas incluidos cinco Tesoros Nacionales.

Para llegar hasta Kamakura y moverte por los alrededores es muy conveniente utilizar el tren, hay varios abonos, el el “Enoshima-Kamakura Free Pass” permite el uso ilimitado durante 24 horas para trenes Odakyu y tranvías Enoden y el JR East Kamakura- Enoshima es válido para dos días Enoshima desde cualquier estación de la línea Yamanote.

Marga G.-Chas Ocaña

Articulos Relacionados:

1 Response
  • miau
    febrero 11, 2016

    Y si me lo curro ahora y cuando termine mi carrera me voy a vivir a esta ciudad? la verdad que parece que esté echa a mi medida O_O

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *