Los templos budistas de Horyu-ji

by

Horyu-ji (1)

Los templos budistas de Horyu-ji están declarados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1993. Se trata de un conjunto de 48 templos diseminados por la Prefectura de Nara, datados entre los siglos VII y principios del VIII, así que se pueden considerar perfectamente como los templos de madera más antiguos del mundo.

Estatua Horyu-ji

Este Tesoro Nacional del Japón debe su nombre al templo principal, el Horyu Gakumonji, un monasterio dedicado a “la enseñanza de la Ley Floreciente”, situado en la zona de Ikaruga. Es sin duda el templo budista más venerado de Japón. El primitivo templo se edificó en el año 607, pero un rayo lo redujo todo a cenizas teniendo que reconstruirse en su totalidad entre los años 670 al 700. Se siguió el modelo original, pero se cambió la orientación del mismo, detalle que ha facilitado a los arqueólogos localizar los restos enterrados del original y confirmar el emplazamiento exacto del mismo y que realmente los restos datan de la época del Príncipe Shotoku, localizándose partes de su antiguo palacio y de un complejo de templos que no estaban registrados.

SONY DSC

Desde el siglo VIII el Kondo ha conocido tres profundas restauraciones. Que se sepa, en el siglo XII, XIV y XVII, y se considera que alrededor de entre un 15 y un 20 % del material se mantiene en el actual desde aquel original de principios del siglo VIII. La diferencia tan notable entre estos templos y sus homólogos coreanos y chinos ha supuesto considerar la arquitectura de Horyu-ji puramente japonesa, tanto la disposición de los edificios principales, separados en el patio en una pagoda y kondo, como numerosos elementos diferenciadores. Pero está demostrado que la arquitectura al estilo Wa japonesa estuvo muy influenciada por la Baekje coreana en todo el proceso de construcción del complejo.

complejo Horyu-ji

La Pagoda tiene cinco plantas y 32.45 m de altura. Es uno de los edificios de madera más antiguos del mundo. Por el grosor de una piedra y un hueco que sirve de relicario en sus cimientos, se supone que debajo debe de haber un ataúd o relicario, pero el peso descomunal de la obra y su delicada antigüedad hacen imposible cualquier excavación. A su lado encontramos el Kondo, cuyo salón mide 18.5 por 15.2 m. En él se aloja la Tríada Shaka. Se cree que los constructores edificaron por separado los templos ante la necesidad de reverenciar a dos estatuas, merecedoras cada una de un templo propio.

HORYUJI-Triada

Murales, estatuas, objetos de arte con influencias chinas, coreanas e indias de épocas tan remotas como el propio budismo se guardan en estos templos desde hace 15 siglos, demostrando el carácter internacional de esta filosofía/religión. Una Maravilla de la Humanidad cuidada con esmero, por eso, como en el caso de la Pagoda, algunos de los templos no pueden visitarse en su interior para protegerlos al máximo de la erosión. Cada uno de los 48 templos y monasterios posee su historia propia, una historia que explica ese “parecido” cultural entre las naciones de Asia, tan sólo por la propagación de la “sabiduría budista”.

Kondo-Horyu-ji

Toni Ferrando.

Articulos Relacionados:

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *