Tokio, megalópolis del planeta Tierra

by

Tokio es en todos los aspectos una ciudad impresionante, es la ciudad más poblada del planeta y una de las 10 más importantes; sólo en su área metropolitana conviven más de 35 millones de personas, es decir, casi la población de toda España, y eso sin contar con las poblaciones de los alrededores y los millones de turistas de todo el mundo que la visitan cada año.

Es una ciudad que no duerme, viva las 24 horas del día, con una mezcla de cultura global y cosmopolita y de tradición arraigadísima, desde su inicio antes de Cristo como una aldea de pescadores hasta un importantísimo pasado imperial; por ejemplo, en 1787 ya contaba con más de 1.300.000 habitantes.

Tokio es una ciudad indestructible; a lo largo de su historia ha sufrido varios incendios que han arrasado barrios enteros, en 1923 el Gran Terremoto de Kanto redujo a escombros casi la mitad de la ciudad y no hay que olvidar que durantela SegundaGuerraMundial, la aviación estaounidense pulverizó, literalmente casi toda la ciudad, con un gran número de víctimas. Pero a pesar de eso, Tokio siempre se recupera y hasta se fortalece de las desgracias, con una voluntad admirable; resurge como ave fénix dando ejemplo de un espíritu indomable e irreductible.

Los años 50 y 60 son conocidos como las décadas del “milagro japonés”, con una labor de reconstrucción que culminó con la celebración de los Juegos olímpicos de 1964 y que ha sentado las bases para hacer de Tokio la gran megalópolis que es hoy, para lo que se han incorporado nuevos barrios y se ha ganado terreno al mar. Pero trascendiendo a lo meramente físico, Tokio se ha convertido en uno de los más importantes centros comerciales, tecnológicos y financieros del planeta y una de las ciudades más sorprendentes que se pueda visitar.

Hacer una lista de lugares interesantes para ver en Tokio sería interminable, así que lo que recomendamos es que, si vas de visita, te hagas con una buena guía turística y un plano de los transportes, que son fundamentales para poder moverse. Tokio se estructura en barrios y cada uno de ellos cuenta con atracciones turísticas de primer orden. Por ejemplo, la imagen que todos tenemos en la retina, con los rótulos de neón y los super rascacielos y que siempre nos recordará a Blade Runner, es el barrio de Shinjuku, el más moderno, el que tiene los rascacielos más altos y por cuya estación, la más importante de la ciudad, pasan al diariamente casi cuatro millones de personas; en este barrio están, por ejemplo el Metropolitan Government Building, en el que se pueden visitar unos estupendos miradores o el famoso sky bar New York del hotel Park Hyatt Tokyo, inmortalizado en la peli Lost in Translation.

Shibuya es el segundo barrio modernísmo, pero también están Harajuku, en el que se encuentran las mejores boutiques del mundo, Asakusa, con sus templos tradicionales, Ginza, la zona más lujosa de la ciudad, Akihabara, el centro mundial de la tecnología, Roppongi, la zona más internacional, con bares, restaurantes, locales de copas, etc… o Odaiba, uno de los barrios más jóvenes. En cualquiera de estos barrios encontraremos lugares interesantísimos que no podemos dejar de ver.

Marga G.-Chas Ocaña

Articulos Relacionados:

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *